Ritual para Solsticio Invierno

solsticio16

Hoy es un día sagrado, poderoso en el cual podemos aprovechar las energías cósmicas para limpiar el pasado y proponernos fuertes intenciones para el futuro cercano.

 

Deja ir el pasado y da espacio a lo bueno y brillante:

Si el año que acaba ha sido un año no tan grato para ti, o arrastras algún sentimiento no agradable por algún acontecimiento doloroso experimentado en este 2016, puedes hacer este pequeño y poderoso ritual:

Tomate un tiempo para reflexionar sobre ese(os) duro(s) momento(s) y situación (es) vivido(s) durante este año que finaliza, escribe en un papel todo lo negativo o desagradable que te haya sucedido.

Enciende fuego o si tienes una chimenea, una vela o donde puedas quemar algo en forma segura.

A continuación da Gracias por esa lista, agradece al Universo por todas las lecciones (dificultades) y di:

Gracias 2016, te dejo ir. Te libero y me libero a mí misma(o)

Quema el papel mientras visualizas tus problemas desaparecer en el humo y liberarte a ti.

La Causa y Efecto de nuestros actos.

 

La Ley de Causa y Efecto, consiste en toda acción tiene una reacción. Toda causa tiene su efecto. 

Por ello, debes recordar en todo momento, que tienes Libertad para actuar, pero una vez lo has hecho, el efecto de tu acción te seguirá, lo quieras o no.

Eres libre para realizar una acción [pensamiento, palabra o acto], pero a partir de ese instante cosecharás los resultados.

Recuerda que no existe la casualidad, sino todo es una Causalidad. Tu decides como quieres sentirte, como deseas vivir tu «ahora».

Si te descubres siendo muy auto critico, dándole poder al miedo en vez de animarte o quererte, deteniéndote en los errores ajenos en lugar de ver lo bonito, detente y redirige tus pensamientos o palabras.

Toma consciencia del poder que tienes en tu interior. Utilízalo para tener la vida que deseas, para ser feliz.

 

Los Hábitos

«La verdadera libertad consiste en la capacidad para seguir, en toda acción: [comer, leer, trabajar, etc.], el curso indicado por el discernimiento correcto y por la libre elección, mas no por el hábito. Por ejemplo, come aquello que sabes que te beneficiará, y no necesariamente aquello a lo cual te has habituado. Lleva a cabo lo que debes hacer, y no aquello que dictan los hábitos nocivos.»

Tomado del libro: Afirmaciones científicas para la curación. Paramahansa Yogananda

Pasión

PASIÓN

La  palabra “Pasión”,  que apareció por primera vez en el siglo XII, acuñada por eruditos cristianos, significa: padecer o sufrir. En su sentido más puro describe el sufrimiento voluntario de Cristo.

Viene  del latín passio, -ōnis, y esta a su vez se derivó de la griega πάθος  páthos, que significa ‘sufrimiento’, ‘emoción’. Pero el significado literal  ‘sufrir’ no se refiere a un sufrimiento puro y voluntario. Se refiere a la esencia del significado; a un sufrimiento sagrado.

 Se nos ha enseñado que el sufrimiento es algo negativo, pero no todo es así. Ya que sufrir puede y debe ser algo bueno. Sagrado. Noble. Lo que define la vida.

Porque hay que distinguir entre sufrir y ser una víctima, y otra muy alejada, es estar dispuesto a sufrir por una causa y convertirte en un vencedor.

Popularmente cuando nos referimos a pasión, con frecuencia pensamos sobre el amor romántico. Pero el auténtico significado sería: Estar dispuesto a sufrir por lo que amas.

Cuando encontramos o descubrimos la causa por la que estamos dispuestos a pagar un precio, hemos descubierto la misión y propósito de nuestra vida.

Y sino, solo hay que ver a lo que está dispuesta una mujer  a vivir durante 9 meses para poder tener a su bebe en brazos. O un hombre por el bienestar de sus hijos, el deportista de élite que pasa buena parte de su niñez y juventud preparándose para la gran competición, o el escalador para alcanzar la cima del Everest.

Cuando descubrimos una causa o meta por la que estamos dispuestos a esforzarnos, sufrir miedo al fracaso, dudas, lo incierto del trayecto. Podemos tener la certeza que estamos sintiendo Pasión.

Estamos dispuestos a sufrir pura y voluntariamente hasta alcanzar nuestra meta. A pagar el precio por hacer posible nuestro sueño. 

Ya lo escribió Viktor Frankl, cuando dijo: «Esta es la esencia del espíritu humano… Si logramos hallar algo por lo que merece la pena vivir, si logramos dar un sentido a nuestra vida, hasta el peor de los sufrimientos es soportable».

Anímate y persevera en alcanzar tu meta, por tu sueño, bien que vale la pena pagar el precio por hacerlo posible.

Dejar fluir tu creatividad. Permite que fluya tu niño interior.

“Vuelve a ser un niño y serás creativo. Los niños son creativos. La creatividad necesita tener libertad: Estar libre de la mente, estar libre de conocimientos, estar libre de prejuicios. Una persona creativa es capaz de probar cosas nuevas. Y lo sorprendente es que los niños son creativos. Todos los niños, sin importar donde hayan nacido, son creativos”. Osho

Iniciamos la cuenta y tenemos otras 30 oportunidades para disfrutar de la vida, de permitirnos sentir y dejar que nuestro niño interior ría, sueñe y vuelva a crear algo bonito en su mente. Feliz inicio de mes !!!